Contratos de obra. Consejos.

En los últimos tiempos observamos un importante aumento de las obras de reforma y rehabilitación.

En todas las obras, pero sobre todo en las obras de cuantía importante (por ej., más de 10.000,-€), es conveniente firmar un contrato de ejecución de obra que regule las obligaciones tanto del constructor como del cliente que ha contratado.

Este contrato de ejecución de obra debería regular sobre todo los siguientes puntos:

  • Precio presupuestado, adjuntando al contrato un presupuesto lo más detallado posible.
  • Indicar qué partes del precio son cerradas y cuáles pueden ser modificadas.
  • Indicar las razones por las que el precio puede ser modificado (aumento de la obra ejecutada, imprevistos, partidas nuevas solicitadas por el propietario, etc.) y sobre todo cuáles son las bases para determinar el nuevo precio en cada uno de los casos.
  • Forma y plazos de pago del precio.
  • Duración pactada para ejecutar la obra.
  • Causas que pueden comportar una ampliación de esta duración.
  • Causas de resolución o finalización del contrato de obra, tanto a instancias del propietario como del particular que lo ha contratado (impagos, incumplimientos de plazo, ejecución defectuosa, etc.).

En definitiva, un contrato de obra sencillo pero completo garantiza la tranquilidad de las dos partes durante la ejecución de la obra y también garantiza su finalización ordenada en caso de desacuerdo. Para más información puede dirigirse a: info@pous-advocats.cat

Gràcies per confiar en nosaltres

en breu contactarem amb tu.